10 causas de ardor en el pezón

El ardor en el pezón es una situación común para las mujeres, debido a la constante variación hormonal, natural en el cuerpo.

El período de pubertad, período premenstrual, ovulación, embarazo, lactancia y menopausia ocurren debido a la oscilación de las hormonas: estrógeno, progesterona y prolactina, que preparan mensualmente el cuerpo de la mujer, para el embarazo y la lactancia.

La estimulación en los conductos mamarios, para el agrandamiento de los senos y la producción de leche, son responsables de las molestias y el dolor en el pezón en la mayoría de los casos. Sin embargo, también puede ocurrir en situaciones de inflamación, alergia, trauma, entre otras.

ardor-en-el-pezon-5291071

A continuación, compartimos 10 causas de ardor en el pezón:

1. Período premenstrual

En el período premenstrual, generalmente una semana antes del sangrado, es común la presencia de mayor sensibilidad en el pezón, una sensación de pechos «pesados» debido al aumento de hormonas en la sangre.

El estrógeno, la progesterona y la prolactina actúan directamente sobre los conductos mamarios, preparando el cuerpo de la mujer para la lactancia, en caso de embarazo, y esta estimulación en los conductos provoca los síntomas de ardor en el pezón, sensación de pesadez y malestar en ambas mamas.

En este caso, se recomienda utilizar un sujetador con buen soporte, para aliviar las molestias y reducir el riesgo de flacidez. Si esto no es suficiente, su médico puede recetarle un analgésico común o un medicamento inhibidor de estrógenos (tamoxifeno).

2. Ardor en el pezón a causa de la Menopausia

En la menopausia, aunque hay una reducción de los niveles de hormonas en la sangre, la mujer percibe ardor y dolor en el pezón, en los períodos cercanos al final del ciclo menstrual. Los senos permanecen más sensibles, de manera similar, en ambos lados.

En este caso, cuando el dolor es muy intenso, se puede recetar un analgésico o un fármaco inhibidor de estrógenos (tamoxifeno).

3. Embarazo

Durante el embarazo, especialmente al principio, la mujer desarrolla una mayor sensibilidad en el pezón, descrita como una importante sensación de ardor que dificulta aún más el contacto, la higiene, el uso de sostén o ropa más ajustada.

Por eso se describe como uno de los primeros síntomas del embarazo. No se necesita tratamiento, los síntomas suelen desaparecer al final del primer trimestre. Sin embargo, en algunos casos, estos síntomas persisten durante todo el embarazo sin indicar un problema.

4. Lactancia materna

En la lactancia, el aumento de hormonas y los cambios que ocurren en el cuerpo de la mujer para esta etapa, hacen que aumente la sensibilidad de las mamas, especialmente en los pezones.

La adaptación natural del bebé y la succión constante pueden provocar ardor en el pezón, grietas y llagas en los primeros días de la lactancia.

Para evitar esta situación, durante el embarazo, se aconseja a la gestante que adopte algunas medidas como la exposición al sol, masajes y cremas fortificantes, además del correcto posicionamiento y «agarre» del bebé.

5. Mastitis

La mastitis es una inflamación de la mama, más frecuente durante la lactancia, pero puede ocurrir fuera de este período. La inflamación afecta solo a uno de los senos, y causa ardor en el pezón, dolor con escozor, enrojecimiento, calor y fiebre alta.

Si se sospecha mastitis, al principio no es necesario interrumpir la lactancia, pero debe evitar ofrecerle al bebé un pecho inflamado hasta que se utilice el tratamiento con antibióticos. Por lo tanto, comuníquese con su ginecólogo para una evaluación y orientación adecuada lo antes posible.

6. Alergia, otra causa del ardor en el pezón

Los productos de higiene y belleza pueden provocar una reacción alérgica en la piel, provocando pequeñas heridas y ardor en los pezones. En este caso, los síntomas son ardor, enrojecimiento, picazón y pequeñas bolitas en la región.

El tratamiento debe realizarse con la suspensión de estos productos, pomadas antialérgicas y, cuando sea necesario, medicación antialérgica oral. El ginecólogo o el alergólogo son los médicos encargados de este tratamiento y seguimiento.

7. Trauma / ropa ajustada

El traumatismo en la mama o el uso de ropa ajustada, especialmente en mujeres con senos grandes, provoca presión en el pezón que, si se deja durante períodos prolongados, provoca irritación de la piel, ardor y malestar en el pezón.

En este caso, se recomienda utilizar ropa interior más cómoda y adecuada a tu tipo de mama, evitando nuevos episodios de dolor.

Si los síntomas aún persisten o si se desarrollan con enrojecimiento, picazón y calor local, consulta a un médico para una evaluación.

8. Cambio climático

El cambio climático repentino es otro motivo común de reacción en esta región. El frío repentino provoca una contracción en el pezón, que se vuelve tenso, endurecido y más sensible, lo que puede describirse como ardor, dolor o simplemente una molestia, por un corto tiempo.

El síntoma ocurre en ambos senos al mismo tiempo y desaparece espontáneamente cuando se calienta.

9. Tumor de mama

Un tumor de mama no suele causar dolor, pero cuando lo hace, el dolor es solo en una mama y en una ubicación específica, que puede ser el pezón.

Los síntomas más característicos de un tumor de mama son los cambios en la piel , como retracción, cambio de color y piel más gruesa, a veces similar a una «piel de naranja» y la presencia de secreción serosanguinolenta por el pezón.

La enfermedad de Paget de la mama, un tipo raro de tumor en el pezón, también presenta el síntoma de prurito, enrojecimiento y gránulos en el pezón, que se confunde fácilmente con alergia.

10. Uso de medicamentos como causa del ardor en el pezón

Varios medicamentos provocan dolor o ardor en los pezones como efecto secundario después de iniciar el medicamento . Por ejemplo, medicamentos basados en hormonas, antidepresivos (inhibidores de la recaptación de serotonina), antihipertensivos y ciertos antibióticos.

Recordando que no se debe suspender ningún medicamento sin informar y hablar con el médico que lo recetó, para evitar efectos adversos graves o complicaciones de la enfermedad que se está tratando.

La mastalgia, como se le llama dolor en los senos o pezones, también puede ocurrir en hombres, pero es mucho menos frecuente. El médico responsable de la investigación, el tratamiento y el seguimiento es el ginecólogo, obstetra o mastólogo.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad